Rest. Las Lagunas, Parque Natural de las Lagunas de las Madres, Arganda del Rey. Madrid

 

paisaje natural
paisaje natural

Estamos ante un raro caso de increíble descubrimiento de casualidad total.
Al visitar en repetidas ocaciones a un posible cliente de la zona y tras conocer la lamentable oferta en derredor, tuve el privilegio y la potra de acertar en este local. cuyo aspecto desde la carretera es normalito. pero una vez en el interior, podemos acceder al exterior de La Laguna. Las vistas son increibles, el marco incomparable (lo siento, no me pude resistir).

Este enclave natural está situado en la confluencia del Jarama y Manzanares.
La segunda coincidencia: fui invitado a un evento de noche en el local. En la finca se realizan bebecés y eventos varios. Esta vez SÍ que pude admirar el parque en su totalidad y la finca en detalle. Baile y copas. aunque no es menester de este blog comentar otra cosa que no sean los menús y pinchos. Al lio.

embarcadero
embarcadero

El restaurante es eso, restaurante. No dan desayunos ni pinchos. Sí hacen cocina para bodas y eventos. Lo sorprendente es que tiene un menú de 7€ a mediodía de notable calidad. has leído bien. siete eurazos.
he comido en dos ocasiones: en la primera he de decir que me dejé llevar por mi manía de pedir arroz. Clásico error de principiante como he comentado en alguna otra entrada. Ya que suele ser un plato donde la cocina reutiliza sobras de la semana. Aunque no fue para tanto.

En esta ocasión y definitiva y tras realizar el bisnes pre-comida tuve el arrojo de pedir albóndigas caseras de segundo. Con el riesgo de REPETICIÓN que helio conlleva. Y de primero un plato tan poco trendy como es Coliflor al horno con bechamel. como diría el anuncio: ACIERTO!

dame verdura que quiero moril
dame verdura que quiero moril

Como acabo de decir, no tenía trabajo de campo por la tarde. hete ahí mi arrojo en semejante combinación. He de decir que soy fans de la coliflor. Formaba parte del recetario maternal con cebolla, patata cocida y aceite. a veces con “just a touch” de mayonesa.
esta vez era con beshamel, con algo de queso y típico golpe de horno.
Bechamel: tampoco me va demasiado. Suelen llenar demasiado y convierten al plato en un barco de salsa. En los menús de carretera las suelo evitar por pesadas. tiendo a pensar que más que ponderar, quitan sabor. y si me enfrento a ellas las intento apartar. Esa era mi intención y así comencé el plato. pero era justa en cantidad y ligera, parecía natural. No hilo tan fino, puede que no lo fuera, pero al menos lo parecía. la col bien de sabor y cocción. además no me dió la tarde.

Armón di Gas
Armón di Gas

y después las albóndigas. había preguntado si realmente eran caseras. (si pregunto si eran de confianza me hubiera entrado la risa floja). la verdad es que lo eran. deliciosas, de picadillo de vacuno con una salsa de guisantes, cebolla y zanahoria muy seria. Un toque realmente casero, sin ser ese guiso cansino y pesado que castiga la digestión. nada que ver.
la ensalada de acompañamiento ni la probé de lo ricas que estaban. una delicia.

un local que bien de pasada bien por la cercanía a Madrid, se ha de visitar.

vaya paraje
vaya paraje

Article written by

Viajante industrial y habitual usuario de restauranes y bares de paso. Prefiero sobrevivir a una comida que parar donde camioneros. Y más si tengo ruñón por la tarde.

Please comment with your real name using good manners.

Leave a Reply

Connect with Facebook